Aprueban ley de Coordinación para Atención de Asuntos Religiosos de la CDMX

Aprueban ley de Coordinación para Atención de Asuntos Religiosos de la CDMX

0 95

Leobardo Reyes

El Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), aprobó el dictamen mediante el cual se reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal y se expide la Ley de Coordinación para la Atención de Asuntos Religiosos del Gobierno de la Ciudad de México, a través del cual se harán las eficientes las actividades de culto público desde la perspectiva administrativa.

Al respecto, el legislador  Israel Betanzos Cortes, expuso que debido a diversos cambios sociales registrados durante las últimas décadas, se han modificado las estructuras sociales, las formas de organización colectiva y los núcleos familiares, lo que ha generado también una nueva diversidad religiosa

Recalcó “es perceptible e inevitable la transformación de una sociedad tradicional, conservadora y casi homogénea, en el marco de los cambios sociales del mundo, hacia una sociedad moderna, abierta, diversa y religiosamente plural, que permita a la población la posibilidad de elegir la doctrina y fe religiosa que prefiera profesar, buscando hacer efectiva la garantía que la propia Ley Suprema del país consagra en su Artículo 24”.

Indicó que el impacto de esta transformación y diversidad religiosa no se da de manera homogénea en el territorio nacional: su riqueza plural tiene como eje esencial el fenómeno migratorio, los diferentes grupos de población provenientes de otras regiones, cada uno con cultura, religiosidad, filosofías y costumbres tan diversas como diferentes, que convergen en territorios de grandes conglomerados sociales, en especial los centros urbanos del país, como lo es la Ciudad de México.

En tanto, la diputada Francis Irma Pirín Cigarrero señaló que esta iniciativa tiene por objeto la colaboración de la Ciudad de México con el gobierno federal en materia de Asociaciones Religiosas y lograr con ello  una mejor gestión y administración de las mismas en la capital.

Comentó que en la Ciudad de México convergen culturas, religiones, filosofías y costumbres, generando una diversidad religiosa muy compleja, de ahí la necesidad de adaptar la administración pública a los tiempos modernos y generar una coordinación y coadyuvancia con el Gobierno federal en materia de asociaciones religiosas.