Emboscada de sicarios en Guerrero deja dos policías federales lesionados

Emboscada de sicarios en Guerrero deja dos policías federales lesionados

0 104

José Ángel Somera

Intensa movilización de las fuerzas federales y de corporaciones policiacas de Guerrero, se registró ayer después de que un grupo de “mensajeros de la muerte” atacó a un convoy de la Gendarmería Nacional que realizaba un recorrido por la comunidad de La Tinaja, el saldo preliminar es de tres lesionados, dos policías federales y un sicario.

De acuerdo a los primeros reportes los federales se encuentran estables en un hospital estatal, del gatillero lesionado se desconoce su paradero, los hechos se registraron cuando una unidad de la Policía Federal al realizar labores de vigilancia en las inmediaciones del poblado de La Tinaja en la cabecera de Pungarabato, en Ciudad Altamirano, Guerrero, fueron sorprendidos por un grupo de hombres armados.

Ante el sorpresivo ataque, los federales se replegaron y respondieron al ataque suscitándose un enfrentamiento entre ambos bandos, los gatilleros venían a bordo de una camioneta, que estaba estacionada en calles del poblado de La Tinaja, quienes mostraron una actitud de nerviosismo.

Al dirigirse a realizar una inspección mayor, los individuos descendieron rápido de  la unidad, al tiempo que dispararon con armas cortas contra los federales, quienes repelieron la agresión. Los gatilleros se internaron en una zona serrana y desde ese punto se descubrió la presencia de al menos otro sujeto que disparaba contra los federales, lo que permitió la huida.

El gobierno de Guerrero dio a conocer tras el enfrentamiento que al menos uno de los agresores pudo haber sido herido en el intercambio de disparos, por lo que se mantiene un operativo en la zona para tratar de ubicar a los responsables.

En ese sentido, el vocero de seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que los uniformados, identificados como Raymundo “N” y Miguel Ángel “N”, resultaron heridos en el brazo y el otro en la pierna, por lo que fueron trasladados a un hospital. El estado de salud de los uniformados se reporta estable, ya que sus heridas no fueron de gravedad.

Añadió que elementos de la Policía del Estado en coordinación con el Ejército mexicano desplegaron un operativo para buscar y detener a los agresores.