Las trapacerías del monopolio Gasero Tomza

Las trapacerías del monopolio Gasero Tomza

0 666

Nos informan que a la Secretaría de Energía, cuyo titular es el Lic. Pedro Joaquín Codwell, le acaba de llegar una denuncia de la infinidad de trapacerías que lleva a cabo el monopolio gasero del GRUPO  Tomza, propiedad de Tomas Zaragoza Fuentes y manejado por sus hijos Tomas, Enrique y Silvia Zaragoza Ito.

De acuerdo con la base de datos de la Comisión Reguladora de Energía CRE, y de la Agencia de Seguridad Nacional ASN, hay más de mil plantas de distribución en todo el país, de las cuales el monopolio más grande del México y Latinoamérica, es el Grupo  Tomza y cuenta con más de 100 plantas en varios países y de las cuales  50 plantas están ubicadas en territorio Nacional, tales como: Unigas, Gas Chapultepec, Gasomatico, Compañía Mexicana de Gas Combustible, Gas y Servicio, Gas Vehicular Silza, Flamagas, Hidrogas de Acapulco, Gas Tomza de Queretaro, Gas Tomza de San Luis potosí, Hidrogas de Aguaprieta, Vidriogas, Gas Tomza de Campeche, Gas Silza de Tijuana, Gas Tomza de Mérida, Gas Silza de Ensenada, Gas Butep de Tepatitlan, Gas Vulcano, Gas Silza de Mexicali, Gas Tomza de Jalisco, Gas Tomza de Cancún, Hidrogas de Sonora, Gas Tomza de Sinaloa,  que distribuyen y venden el gas LP en todo el País.

Con más de 15,000 trabajadores, defrauda al IMSS, porque solo dan de alta a 2,000 trabajadores para ahorrarse impuestos y además no registran el sueldo completo de los trabajadores, defraudando al SAT,  porque le pagan en EFECTIVO a más de 13,000 repartidores de cilindros y PIPAS, quienes hacen el trabajo más pesado y en condiciones infrahumanas, sin Seguro Social,  Infonavit, SAR, ni ninguna prestación obligatoria que le dé cumplimiento a la legalidad y le dé seguridad  a los trabajadores y sus familias. Este es el SELLO DE LA CASA, porque Tomza Incumple todas las leyes de México y de los 10 Países donde Vende Gas, haciendo todo lo necesario  para lograr su propósito de Consolidar SU MONOPOLIO y ACRECENTAR su poderío económico a toda costa.

La denuncia ante la Secretaría de Energía, entre otras muchas cosas, se basa en el robo a los consumidores de gas LP  -entre 2 y 3 kg. por cilindro-  y entre el 10% y 15% a los tanques estacionarios, dichas irregularidades se han venido dando sistemáticamente desde hace más de 20 años, aumentando día con día la voracidad del Grupo Tomza, que con sus prácticas depredatorias han provocado, el desequilibrio en los consumidores y el empobrecimiento de la clase trabajadora que más necesita el Gas. No importando quien es el Procurador de PROFECO o el Presidente de la República, Tomza roba cada día más, porque tiene en la nómina a todos los inspectores y jefes de verificación de todas las ciudades.

El Robo se lo aplican al 75% de los hogares mexicanos que usan gas LP, a  85 millones de personas en más de 20 millones de viviendas en todo el país, el robo es directo en  casa habitación en cilindros y  en edificios, restaurantes, hoteles, tortillerías, fábricas, etc. Las ganancias del MONOPOLIO GASERO MAS GRANDE DEL PAIS, son multimillonarias, porque aparte de obtener una ganancia ABUSIVA en lo que le ganan a cada kilo de gas que venden, que son  de $6 pesos más por kilo, que no lo tiene ningún país del mundo, esto lo lograron gracias a la reforma  Energética muy efectiva y con buenas intenciones del  Presidente Peña, que buscaba traer el gas más barato para venderlo más barato a la clase popular y a las empresas productivas, y sin embargo, Tomza se aprovechó de esto y se convirtió en el importador más grande del país, importando más de 120,000 toneladas mensuales y  quitándole el 20% de la demanda Nacional a PEMEX, desplazándolo del negocio. Pero lo más grave de todo es que Tomza, vorazmente, no le dio ni un centavo del  beneficio económico  a los consumidores, ni tampoco paga impuestos sobre eso, solo se dedica a engordar sus cuentas bancarias millonarias y que además sacan todo el dinero a los bancos extranjeros en Suiza, Centroamérica, Bahamas y Estados Unidos, porque no dejan nada en México, manipulando su contabilidad para que sus empresas aparezcan en pérdida y no paguen impuestos al SAT en México.

Además, Para poder lograr esa ABUSIVA utilidad, tienen un ACUERDO de PRECIOS ALTOS con sus supuestos COMPETIDORES, BRINCÁNDOSE todas las leyes de la Comisión Federal de Competencia (COFECE), quienes ya traen una investigación muy seria sobre estas prácticas monopólicas de los Gaseros. Y por si fuera poco,  también tienen una ganancia mensual de más de 50 MILLONES DE PESOS, gracias al ROBO que le hacen a la población más pobre y necesitada de México, quitándole a cada cilindro  de 2 a 3 kg. De gas LP.  Esta práctica se realiza en todas las 50 Plantas de Distribución del País y en las terminales propiedad de Tomza en Tijuana, Mexicali, Ensenada, Laredo y Tuxpan  (tan solo la terminal de Tuxpan, traslada un promedio de más de 120,000 toneladas mensuales).

Todas estas raterías se llevan a cabo, según la denuncia ante la S.E.,  porque, aseguran que Tomza tienen arreglos con altos funcionarios de Pemex, así como con altos funcionarios de la PROFECO y de la COFECE. Además de que sus plantas y terminales no cumplen con las Normas Básicas de Seguridad de las leyes y reglamentos de  Protección Civil, Medio Ambiente, SENER y la Agencia de Seguridad Nacional (ASN) También en dicha denuncia mencionan que este monopolio gasero, está vinculado a varios políticos del viejo cuño, y también del actual.

Desde que se liberó el precio del gas LP el monopolio gasero Tomza compró cuatro barcos que traen el gas LP de Europa y de Estados Unidos a México, estos barcos son el Alberto I, Alberto II, Alberto III y Alberto IV. Estos Barcos Gaseros son los más grandes del mundo y cuestan más de 100 millones de dólares cada uno y fueron debidamente pagados por todos los mexicanos a quienes nos roban gas en cada cilindro y pipa diariamente. 

El Grupo Tomza hace ver como juego de niños, las denuncias de corrupción de ODEBRECHT en Pemex, ya que las decenas de contratos que Tomza ha firmado  con Pemex sin mediar licitación alguna, representan más de 1,000 millones de Dólares,  tan solo en años recientes por la importación de gas en la frontera Norte del País y en su terminal de Tuxpan Veracruz, pero definitivamente la joya de la corona, son los mágicos contratos de renta de sus 4 barcos a Pemex, son mágicos porque Pemex no los necesita, pero sí los renta pagándole a Tomza primas desproporcionadamente altas y fuera del mercado y se otorgaron sin licitación alguna gracias al poderío económico y político de Tomas Zaragoza Fuentes y sus hijos. Tan bueno le salió el negocio de la renta de sus barcos a Pemex que ya están por ordenar la compra de más barcos y de premio contrataron al exdirectivo  de Pemex de nombre Eduardo Tellez quien siendo alto funcionario de Pemex el grupo Tomza lo nombró como director de importaciones y terminales marítimas, el mencionado  Ing. Tellez además de firmar los contratos se robó todos los clientes de Pemex y se los llevó a Tomza.

En dichas denuncias siguen afirmando que el monopolio Gasero Tomza fue el responsable de la tragedia de San Juanico en 1984, donde perdieron la vida miles de personas, así como la explosión de gas en Puebla y la explosión de Veracruz donde murieron más de 100 personas, así como de la explosión en el Hospital Infantil de Cuajimalpa en el D.F. en donde se confirmó la muerte de 2 bebes y 73 heridos y la Procuraduría abrió un expediente por homicidio y lesiones culposas y hasta la fecha no ha habido ningún consignado por dicha catástrofe. 

Aun cuando desde hace 26 años se expidió un decreto por el entonces presidente Miguel de la Madrid, en el cual se ordenaba a la reubicación de las gaseras instaladas en la zona urbana de San Juan Ixhuatepec, para evitar otra tragedia como la que se presentó en 1984 y que ocasionó la muerte de más de 1000 personas hasta la fecha ha sido letra muerta gracias a la GENEROSA CHEQUERA del GRUPO TOMZA. Diversos grupos ecologistas y organizaciones sociales han denunciado el riesgo que vive esa población mexiquense, pero tal parece pesan más las presiones de los dueños de las gaseras, entre los que destacan los propietarios Tomás y Enrique Zaragoza y Eduardo Ramírez, dueños de Gasomático, Unigas, Gas y Servicios de México, Vela Gas, Bello Gas y Gas Metropolitano.