Recompensa de 20 millones de dólares por informe que lleve a captura...

Recompensa de 20 millones de dólares por informe que lleve a captura del “R-1”

0 143

José Ángel Somera

En lo que se considera la recompensa más alta por información que lleve a la captura de una de las leyendas históricas y viviendas del narcotráfico en México, Rafael Caro Quintero (a) “El R-1”, el Buró Federal de Investigaciones de los Unidos de Norteamérica ofreció la cantidad de 20 millones de dólares.

El sinaloense Rafael Caro líder y fundador del cártel de Guadalajara, es buscado por la Unión Americana para ser procesado por el homicidio del agente encubierto de la DEA, Enrique Camarena Salazar, ocurrido en el año de 1985.

Esto se da una en las postrimerías de que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), analice si concede o niega un amparo promovido por la defensa del “Barón de las Drogas” para evitar ser extraditado al vecino país, el proyecto de sentencia de este caso está a cargo del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien plantea la negativa de este recurso legal, en caso de ser aceptada, el asunto regresará a un Tribunal Colegiado que decidirá en definitiva esta solicitud.

Cabe destacar, que ninguna oficina de los Estados Unidos había dado una recompensa millonaria por un líder del narcotráfico en México, incluso ni los que en su momento se consideraron altamente peligrosos como el exlíder del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas Guillén (a) “El Señor de la O” o “El Mata Amigos”, o el capo bisexenal Archibaldo Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ambos presos en penales de Texas y Nueva York, respectivamente.

Para el FBI tras ser liberado Rafael Caro Quintero, inició un proceso de reestructura del cártel de Sinaloa junto a Ismael “El Mayo” Zambada García, con el que prácticamente ha recuperado casi en su totalidad el poder que tenía hace más de 30 años, teniendo únicamente como competidor al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que es actualmente considerado el más poderoso de México.

En nuestro país, el gobierno federal continúa a la búsqueda del “R-1”, para ingresarlo de nueva cuenta a un penal de máxima seguridad y concluya con su sentencia de 40 años de prisión que se le impuso por el asesinato de Camarena y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar.

Rafael Caro Quintero, salió del Complejo Penitenciario de Puente Grande en la periferia de Guadalajara, el 9 de agosto de 2013, tras permanecer 28 años de prisión, gracias a un amparo que le concedió un Tribunal Colegiado, la PGR apeló el caso y el 6 de noviembre del mismo año la Primera Sala revocó la sentencia.

Hasta enero de 2015, el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito con sede en Guadalajara, en acato al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró de nuevo penalmente responsables a Rafael Caro y Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”, por los delitos de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro y homicidio calificado, y determinó que Caro Quintero debía cumplir con los 12 años de prisión que le faltaban, por lo que se ordenó reaprehenderlo.

La Primera Sala destacó que dentro de la estructura de la DEA, Camarena Salazar era agente de investigación criminal, debido a lo cual tenía funciones de recolección de evidencia, vigilancia y análisis de acciones de contrabando, y colaboración en el arresto de los sospechosos de emprender las mismas.