Retrasan arranque de la nueva Bolsa Institucional de Valores

Retrasan arranque de la nueva Bolsa Institucional de Valores

0 87
El arranque de la nueva Bolsa Institucional de Valores (BIVA), que se retrasó a julio de 2018, se debe a que no se concreta la conexión con las casas de bolsa, por lo cual las autoridades regulatorias modificaron las fechas para cumplir con ese requisito.
Hasta ahora, Central de Corretajes (Cencor), la empresa controladora de BIVA, suma 29 meses esperando el arranque de la segunda bolsa de valores en el país, desde que hizo la solicitud para este centro bursátil ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en octubre de 2015.
En un inicio se planteó que BIVA podría iniciar operaciones en octubre de 2016, luego por cambios regulatorios, pruebas y conexiones con otros participantes del mercado, se estableció diciembre de 2017, y por último para finales de marzo o inicios de abril de este año.
Sin embargo, no se termina de concretar la conexión con las Casas de Bolsa para que puedan llevar a cabo las operaciones en BIVA.
En febrero pasado los directivos de Cencor explicaron que se encontraban en las pruebas finales y ya tenían conexión con 15 casas de bolsa, de un total de 36, aunque algunas de ellas podrían operar de forma indirecta por medio de otra casa de bolsa para ahorrar costos.
La Secretaría de Hacienda, por medio de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), llevó a cabo ajustes en las fechas para la celebración de contratos de BIVA con las casas de bolsa, así como para la conexión de sus sistemas, entre otros.
Ahora se plantea que a más tardar el 23 de julio de 2018, las casas de bolsa deberán tener la posibilidad de concertar de forma directa o indirecta operaciones con valores negociados con la nueva bolsa.
De manera precisa, la CNBV modificó las disposiciones de caracter general aplicables a las Bolsas de Valores, con el objetivo de “ampliar el plazo que tienen las bolsas de valores para la celebración de contratos con casas de bolsa y con otras bolsas de valores”.
Esta modificación también consideró que las bolsas de valores puedan realizar pruebas de su infraestructura tecnológica tendientes a garantizar la integridad de ésta, y las conexiones de las casas de bolsa a su propia infraestructura.
De acuerdo con la resolución al anteproyecto que se presentó a la Comisión Federal de Mejoras Regulatorias (Cofemer), se amplió el plazo hasta el 23 de abril próximo, para acreditar ante la CNBV los contratos que tienen celebrados y la comunicación y conexión eficiente de los sistemas informáticos que lleve a cabo BIVA con las casas de bolsa.
La CNBV también modificó las disposiciones de carácter general aplicables a las Casas de Bolsa, para ampliar el plazo que tienen estas instituciones para cumplir con sus obligaciones resultantes del inicio de operaciones de una segunda bolsa de valores.
Conforme a dichos cambios, la CNBV deberá autorizar a más tardar el 23 de abril de 2018 los manuales, políticas y procedimientos, así como los sistemas de recepción y asignación de cada casa de bolsa.
En su momento, el director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, aseguró que esta institución ya estaba lista para hacer las conexiones con BIVA, tanto con la Contraparte Central de Valores en donde liquidan las operaciones como con el Indeval (es el depósito de valores en el país) que es el custodio.