Fracasan las reformas de EPN

Fracasan las reformas de EPN

0 128

De acuerdo con un trabajo realizado por investigadores nacionales, los mexicanos siguen a la espera de los beneficios de esas reformas que solo están privatizando sin beneficios, ya que a nivel microeconómico de las familias y pequeñas y medianas empresas que son el grueso de la población solo ha visto el creciente deterioro de su ingreso.

En el extranjero, el gobierno mexicano se vanagloria y recibe elogios por haber logrado las reformas estructurales, que en teoría, deberían significar mejores condiciones de desarrollo, sin embargo la realidad de los mexicanos se traduce en incremento a los energéticos, tema no superado desde hace 45 años.

En la década de los 70s, cuando el populismo presidencial de Luis Echeverría Álvarez dio inicio a las recurrentes devaluaciones del peso frente al dólar, las familias mexicanas ya se quejaban del alza en los energéticos, el gas doméstico, la gasolina, la energía eléctrica.

En la década de los 80 Miguel de La Madrid Hurtado había puesto en marcha dos retos, el de la “renovación moral” que incluía la persecución de la corrupción y el “plan nacional de austeridad”, que corrió a cargo del pueblo porque la alta burocracia siguió gastando y despilfarrando la riqueza nacional.

En los 90s, los gobiernos de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León crearon un espejismo, mientras se anunciaba la entrada de México al primer mundo económico, se inventaron una estrategia para reacomodar la moneda nacional en el mercado, le quitaron 3 ceros al peso, es decir, en realidad la paridad actual no es de 18 pesos por dólar, sino 18,000.00 pesos por cada dólar. La estrategia surtió efecto porque hoy en día pocos se acuerdan cuál es la verdadera situación de nuestra moneda.

El hartazgo popular se reflejó en las urnas y llegó el año 2000, que representó cambios con la entrada de los gobiernos panistas de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, ambos recientes, pero ¿Los mexicanos gozaron de crecimiento económico? ¿Democracia? Por supuesto que no, llegó también la era de los gasolinazos, los bajos salarios, el incremento en el costo de la vida y el descenso del poder adquisitivo de la moneda.

El desencanto de los gobiernos panistas y la promesa de “El Nuevo PRI”, motivó el triunfo de Enrique Peña Nieto, la mayoría legislativa en la Cámara de Diputados aprobaron las reformas estructurales, entre ellas la reforma energética de la cual el PRI, PAN y PRD presumieron sus logros, advirtiendo que eso significaba mayor desarrollo económico del país.

A 45 años de ese proceso la realidad sigue siendo la misma, ninguno de los gobiernos ha sabido sacar adelante a los mexicanos, los salarios siguen siendo de miseria, los productos básicos para la base alimentaria de la niñez suben sin freno.

El mes de julio, el nuevo líder del PRI Enrique Ochoa Reza abandonó la dirección de la CFE, no sin antes anunciarnos el alza en las tarifas comercial, doméstica y de alto consumo, desde el 2 al 8 por ciento de aumento.

Y por si fuera poco, hoy iniciamos agosto con un nuevo incremento a la gasolina y la promesa de que antes de que finalice el año, habremos de padecer otro aumento más.

Partir de hoy la gasolina magna cuesta 13.96, la premium 14.81 y el diésel 13.98, para el caso de la primera, llenar un tanque de 50 litros de gasolina magna costará 28 pesos más. ¡Darán conferencias de prensa los diputados en sus respectivos distritos para pedirle perdón a los ciudadanos? Pregunto esto porque cuando aprobaron todo lo que les ordenaron llegaron a los cafés para pavonearse y dar sendas conferencias de prensa, hoy esconderán la cabeza cual avestruces.

Con o sin reforma energética, gobierne el PAN o el PRI, la situación de los mexicanos sigue siendo la misma y la salida cada vez se ve más lejana.

Petróleo convertido en un lastre

Por lo pronto, en todo el país se registraron largas filas en las gasolineras, los usuarios trataron de llenar sus tanques para lograr ahorrarse al menos esos 28 pesos, que pena.

El fin de semana, el Secretario de Salud Fernando Benítez Obeso padeció el deceso de su señora madre Doña Concepción Obeso de Benítez, mujer conocida y querida en la sociedad xalapeña, descanse en paz.

Pese a que México abrió sus puertas a la competencia en el mercado gasolinero y pasó del control del 100 por ciento de las gasolineras al 81.5 por ciento, los consumidores no han visto una mejora en sus bolsillos.

Actualmente hay 33 empresas, nacionales y extranjeras, petroleras como BP, Shell, Exxon-Mobil, Total, Gulf, Hidrosina, Oxxo Gas, entre muchas otras, sin embargo, las estaciones operadas sólo cambiaron la marca y la imagen, ya que Pemex sigue siendo la única proveedora y la principal operadora de infraestructura para importar y distribuir el combustible.

Del año 2012 a 2016, año previo a la liberalización de los combustibles, la Magna y la Premium incrementaron un 29.32 por ciento y 30.25 por ciento, respectivamente.

A pesar de que el mercado gasolinero en México abrió sus puertas a la competencia y en los últimos cuatro años pasó del control del 100 por ciento de las gasolineras al 81.5 por ciento, los consumidores no han visto una mejora en sus bolsillos.

Además, con la liberalización de los precios de la gasolina la especulación es otro de los factores de riesgo para los usuarios, mientras que Petróleos Mexicanos (Pemex) sigue siendo la única proveedora y la principal operadora de infraestructura para importar y distribuir el combustible.

José Carlos Femat Romero, director general de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) indicó que “es muy difícil decir qué es lo que está pasando en aquellas estaciones de servicio que han estado subiendo los precios semana con semana o incluso algunos día con día, no es la mayoría pero de cualquier forma ellos tienen que informar estos precios a la Comisión Reguladora.

Los precios sí van a cambiar pero lo harán de manera paulatina, al final de cuentas será el mercado el que castigue a aquellas empresas que injustificadamente aumenten sus precios”, advirtió.

Explicó que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Federal de Competencia (Cofece) van a estar al pendiente de que los precios no suban de manera desordenada o de que un grupo empresarial no suba los pecios de una forma que no vaya paralela a las condiciones de competencia, o que en una región suban también los precios, “puedes subir o bajar los precios para entrar en este ámbito de competencia, siempre y cuando se haga de una manera justificada, es un proceso nuevo que estamos aprendiendo”.

En lo que se refiere a la liberalización de los precios de la gasolina Femat Romero comentó: “es un proceso completamente nuevo, incluso había muchos empresarios gasolineros pertenecientes a Onexpo que se nos acercaban a preguntarnos qué precio pongo. Para nosotros ha sido complicado porque implica dejar de pensar que dependíamos completamente de Pemex para tomar decisiones y ahora tenemos frente a nosotros un abanico de posibilidades”.