Se actuó con estricto apego a derecho en homicidio de modelo argentina

Se actuó con estricto apego a derecho en homicidio de modelo argentina

0 70

José Ángel Somera

El abogado de la Ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio manifestó ayer en torno a la resolución del juez de Control del Reclusorio Oriente que liberó al actor de Telemundo, Alejandro Axel Arenas Reyes a quien se le relacionó con el homicidio de la modelo argentina Karen Ailén Grodzinsk, ocurrido el 27 de diciembre en el hotel Pasadena ubicado en la avenida Revolución  delegación Benito Juárez, que “la Procuraduría General de Justicia capitalina manifiesta su total respeto a la resolución emitida por el representante del Poder Judicial, en torno a la determinación de la no vinculación a proceso de la persona que fue detenida”.

Garrido Osorio mencionó que la PGJCDMX “actúa con apego a Derecho y en cumplimiento a los principios del sistema penal acusatorio, encontró elementos de prueba razonables para solicitar una orden de aprehensión, datos de prueba testimoniales, periciales y documentales que posteriormente el Juez de Control consideró suficientes para librar la orden”.

Expuso “bajó los lineamientos del sistema de justicia penal acusatorio, una orden de aprehensión constituye un mecanismo de conducción al proceso y de ninguna manera reviste una responsabilidad penal para la persona involucrada. Bajo los ordenamientos del mismo sistema, se garantizó a la defensa el derecho de aportar pruebas, sustentado en el ejercicio legítimo del principio de contradicción; pruebas  que una vez valoradas por el órgano jurisdiccional, en una audiencia de más de 10 horas, condujo a la determinación de la no vinculación a proceso, y en consecuencia, la libertad de la persona”.

Aseveró, “de esta manera se garantizaron los derechos de la víctima y del imputado, ponderando la presunción de inocencia. La Procuraduría capitalina continuará con las investigaciones necesarias para esclarecer el feminicidio y evitar la impunidad en el caso”.

Indicó que la Visitaduría General de la dependencia inició una investigación en torno a los elementos que realizaron la carpeta de investigación de este caso, para conocer si hubo irregularidades o negligencia, y en caso de haberlas aplicar las sanciones correspondientes.

El pasado dos de enero, Garrido Osorio anunció la detención de Arenas Reyes por parte de elementos de la Policía de Investigación, asimismo detalló que de acuerdo con la indagatoria, el pasado 27 de diciembre alrededor de las 20:50 horas, un empleado del hotel encontró a la víctima sin vida en una de las habitaciones, con un impacto de bala en la cabeza, por lo que dio parte gendarmes de la SSPCDMX.

Tras llegar al lugar y corroborar los hechos, los elementos policiales notificaron el ilícito al agente del Ministerio Público, quien inmediatamente activó el protocolo de feminicidio y dio intervención al personal de la Coordinación General de Servicios Periciales, además de que se obtuvieron las entrevistas de tres empleados, quienes proporcionaron datos de la media filiación del hombre que ingresó con la víctima, lo que permitió a peritos elaborar el retrato hablado respectivo.

Detalló que uno de los trabajadores manifestó que la noche de los hechos el imputado llegó al lugar a bordo de una motocicleta tipo Scooter y posteriormente se le asignó una habitación. Más tarde, un segundo testigo observó al imputado salir de un elevador para dirigirse a la puerta de salida, y al preguntarle si se disponía a dejar el cuarto, el indiciado respondió afirmativamente y manifestó que su acompañante se quedaría; horas más tarde la agraviada fue hallada sin vida.

Dijo que un tercer empleado que atendió por unos momentos a la víctima y al imputado, cuando les llevó un servicio a la habitación, se percató de determinadas características físicas del hombre, “fue importante contar con el número de matrícula de la motocicleta en la que llegó el probable participante, ya que ello permitió a la Policía de Investigación obtener datos de identidad del acusado”.

El sospechoso tiene un antecedente penal, por el delito de robo a negocio sin violencia cometido en diciembre 2010.