Morelos, mejora cobertura educativa

Morelos, mejora cobertura educativa

0 63
Cuernavaca.- El programa universal Beca Salario muestra resultados al posicionar a Morelos como una de las entidades con mayor cobertura educativa.
Hace cinco años, Graco Ramírez asumió la gubernatura, de un lugar famoso por la corrupción, violencia extrema y redes obvias entre autoridades  con grupos vinculados al narcotráfico, carente de una policía organizada, además de faltas de empleo y educación para la población.
En 2012 el deterioro del tejido social provocaba que menores como “El Ponchis” de Jiutepec y el “Mojo” de la Carolina en Cuernavaca, dejaran de asistir a la escuela para ponerse al servicio de los cárteles de las drogas en calidad de sicarios.
El abandono escolar de educación media superior y superior colocaba a Morelos en los últimos lugares a nivel nacional, es por ello que el presidente de la Comisión de Educación de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), convirtió en ley, el Programa Beca Salario.
Tras un diagnóstico de la situación en la tierra que lideraba Arturo Beltrán Leyva, se observó que no bastaba solo combatir la inseguridad en la entidad con la policía, habría que darse a la tarea de reconstruir el tejido social.
“La educación, es la mejor inversión”, es la postura que el mandatario morelense ha sostenido desde la campaña, allá por 2011. Se percató que muchos jóvenes ante la falta de oportunidades, hacían de la integración a las filas de la delincuencia organizada, su forma de vida. Y también, que es más caro mantener a un muchacho en la cárcel (mil 200 pesos diarios y muchas veces sin posibilidad de rehabilitación), que hacer que permanezca en las aulas.
Pese a la oposición, el Programa Beca Salario inicia su implementación en Morelos, en agosto de 2013, actualmente  120 mil beneficiarios, estudiantes de escuelas públicas, de tercer año de secundaria hasta universidad. Hoy casi 120 mil jóvenes gozan del beneficio. En cuatro años Morelos ha logrado que 40 mil jóvenes continúen en las aulas.
Graco Ramírez se percató de la deserción escolar en bachillerato; baja eficiencia en secundaria y nivel superior; mala calidad educativa; inseguridad en espacios públicos, además de falta de empleo y desaceleración de la economía.
El apoyo es de 300 pesos para los estudiantes de tercero de secundaria, 500 para los de preparatoria y 700 universitarios.
Es fundamental que las escuelas estén en buenas condiciones para que los alumnos puedan estudiar y los maestros impartir clases.
Nunca antes se ha trabajado en mejorar la infraestructura educativa, con una inversión de más de 823 millones de pesos.
Las Escuelas de Tiempo Completo pasaron de 284 a casi 600, en beneficio de más de 90 mil estudiantes; y 385 planteles cuenta con comedores escolares y atienden a más de 10 mil niños.
Este gobierno ha invertido en la ampliación de la infraestructura educativa en los niveles medio y superior, para que los jóvenes morelenses puedan continuar sus estudios de bachillerato y profesionales.
Camila Galván Salgado estudiante de la Dirección General de Educación Tecnológica (DGETI), recuerda que en administraciones anteriores no podía pagar su reinscripción completa, pero con el programa Beca Salario, ya no se preocupa por esa situación.
“Cada día 20 compro mi material, en algunas ocasiones compro mis zapatos o tenis; si me quedan 200 pesos que no gasté en mis útiles, se los doy a mi mamá para que compre despensa que ya no hay, las tortillas. Trató de extender esos 500 pesos para que me alcance bien para todo”.