Moscú pide a EEUU no interferir en asuntos internos de Irán

Moscú pide a EEUU no interferir en asuntos internos de Irán

0 81
Moscú.- La Federación Rusia instó a Estados Unidos abstenerse de interferir en los asuntos internos de Irán y calificó de “perjudicial y destructiva” la idea de convocar una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para examinar la situación iraní, tras las protestas que han dejado 23 muertos.
“Lo que está pasando allí es un problema interno de Irán que llama la atención de la comunidad internacional. Aunque hay muchos intentos por tergiversar los hechos, estoy seguro que Irán superará las trabas actuales y saldrá como un país fortalecido”, informó el vicecanciller ruso, Serguei Riabkov.
En entrevista a la agencia rusa de noticias Itar-Tass, Riabkov acusó a Estados Unidos de aprovechar la situación en Irán para “socavar” el acuerdo nuclear suscrito por Irán y el Grupo 5+1, los cinco países permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania, en julio de 2015.
El vicecanciller ruso tachó este jueves como “perjudicial y destructiva” la idea de Estados Unidos de convocar una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para tratar la situación en Irán.
“Por ahora no podemos pronosticar qué decisiones se aprobarán en esta hipotética reunión, pero en todo caso la idea de su convocatoria será perjudicial y destructiva”, dijo también a la agencia Sputnik.
Riabkov consideró que no tiene sentido implicar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el tema de las protestas en Irán. “No sabemos qué papel podría desempeñar”, enfatizó.
“El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es un órgano responsable de la paz y la seguridad internacionales, y los asuntos internos de Irán no le incumben en absoluto”, recordó.
La embajadora de Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikki Haley, busca convencer al Consejo de Seguridad y al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra para celebrar sesiones extraordinarias sobre Irán.
Miles de iraníes iniciaron el pasado 28 de diciembre manifestaciones para protestar contra la corrupción, el alza de los precios de los productos básicos y las políticas económicas del gobierno, dejando hasta ahora al menos 23 muertos y más de mil detenidos.