Crecen 75 por ciento asaltos al transporte de carga

Crecen 75 por ciento asaltos al transporte de carga

0 83
Durante el 2017 se registraron alrededor de 23 mil asaltos a transporte de carga y pasajeros de los mismos, lo que representó un incremento del 75 por ciento en comparación con lo reportado el año anterior, informó Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin).
En una reunión con medios de comunicación, el líder industrial calificó como alarmante el incremento registrado en el robo de transporte de carga, y afirmó que el 50 por ciento de los vehículos hurtados en las carreteras aún no han sido recuperados.
En este sentido, dijo que los asaltos en carreteras es una señal clara de “una cadena de corrupción”, pues las mercancías robadas son vendidas en el mercado ilegal, y en algunos casos las mismas empresas están vinculadas en este tipo de delitos, pues compran los insumos en el mercado negro.
Señaló que uno de los estados donde se registró el mayor número de robos en el año fue en Puebla, con un total de 412 asaltos, cifra que representó un aumento del 51 por ciento. Otras entidades afectadas por este delito fueron: Tlaxcala, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Coahuila y Zacatecas.
Ante ello, exigió que los candidatos a ser presidentes de la República tengan incluida entre sus propuestas, una que se refiere a la implementación de una política pública que garantice la seguridad para los ciudadanos.
Durante la Reunión, Herrera Vega también habló sobre la renegociación para la modernización del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), y consideró que no sería una catástrofe para México si se decide acabar con el acuerdo comercial, pues sólo el 20 por ciento del intercambio comercial entre Estados Unidos, Canadá y México depende de este pacto.
Un 80 por ciento del intercambio comercial que existe entre los países de Norteamérica y México están regidos por las normas de la Organización Mundial de Comercio. El restante 20 por ciento se podría ver afectado, pues se plantea incrementar alrededor de un 3.0 por ciento los aranceles. Los aranceles altos restarían competitividad al 20 por ciento del comercioE, explicó.
Es así que propuso que México tenga un Plan B en caso de que se termine el TLCAN. Este Plan tendría que incluir: un apoyo para los sectores afectados que participan activamente en el intercambio comercial que se tiene con Estados Unidos y Canadá (automotriz, el textil, calzado y agroalimentario).
Además, se deberá de implementar un nuevo marco regulatorio con “reglas claras” para evitar que se distorsionen las actividades comerciales que tiene México con los países de Norteamérica y continuar con la estrategia de diversificación de mercados.