Editan las mejores tiras dominicales de Calvin y Hobbes (de 1985 a...

Editan las mejores tiras dominicales de Calvin y Hobbes (de 1985 a 1995)

0 81

Este clásico de Calvin y Hobbes es una selección que el mismo Bill Watterson realizó para una exhibición en la Cartoon Research Library en la Universidad Estatal de Ohio en 2002.

Este magnífico ejemplar de colección de Calvin y Hobbes incluye, en un página, la tira original y en inglés para conocer todos los detalles de su creación: bocetos, registros y correcciones y en la página contrapuesta está la tira ya terminada, a todo color y traducida al español. Esto nos brinda un panorama más amplio del proceso creador de Bill Watterson.

Son 36 tiras dominicales que el propio Watterson escogió y cada una tiene, al pie, sus comentarios. Una acotación acerca de su quehacer como humorista gráfico que representa un regalo adicional, acompañando a sus personajes en cada tira.

Calvin y Hobbes. Tiras dominicales tiene además un artículo escrito por Watterson sobre su propio trabajo y nos habla sobre las diferencias que encuentra entre una tira diaria y una dominical, sus curvas de aprendizaje en diez años de publicarlas, las características en sus dibujos que le parecieron hacer las tiras mejor logradas, cómo hacía los bocetos, por qué los colores de Calvin y Hobbes y muchos otros pormenores de cómo hizo de sus personajes un clásico de todos los tiempos.

Excelentes comentarios

“A pesar de su aparente simplicidad, las posibilidades expresivas de un cómic rivalizan con las de cualquier forma de arte”, afirmó Bill Watterson.

Acerca del autor

Bill Watterson es el creador de la exitosa tira cómica que apareció por primera vez en 1985 y que de inmediato conquistó a millones de lectores en Estados Unidos y otros países. Diez años después concluyó la publicación de las tiras de Calvin y Hobbes, pero han permanecido en el gusto de la gente y las nuevas generaciones hasta nuestros días. En 2014, Bill Watterson fue galardonado con el Gran Premio del Festival de Angulema, la distinción más prestigiosa del cómic en Francia. Hoy vive retirado, no le gusta firmar autógrafos, ni dar entrevistas frecuentes y jamás ha permitido la comercialización de sus personajes.