No se debe bajar la guardia pese a que está por concluir...

No se debe bajar la guardia pese a que está por concluir temporada de huracanes

0 64

Leobardo Reyes

Ante la amenaza constante de inundaciones en la Ciudad de México cuando las lluvias se intensifican debido a fenómenos climatológicos como las tormentas tropicales o huracanes en el país, la presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Janet Hernández Sotelo, pidió no bajar la guardia pese a que la temporada de huracanes 2017 está a punto de concluir en este mes de noviembre.

Mencionó que se debe siempre estar prevenidos “ya que los fenómenos naturales se presentan en cualquier momento. La temporada de huracanes que va de los meses de mayo a noviembre de cada año está a punto de concluir, los fenómenos naturales pegaron fuerte durante 2017 a la Ciudad de México, sin embargo los capitalinos hicieron frente a las situaciones adversas”.

Advirtió que la basura se convierte en un peligro constante de inundaciones ya que tapa las coladeras de desagüe y provoca que el agua vaya subiendo en algunas zonas con el riesgo de que se inunde “la población debe estar consciente de que todos debemos colaborar para prevenir emergencias mayores que ponen en riesgo vidas y bienes materiales”.

Indicó que el 50 por ciento de las inundaciones en la Ciudad de México se debe a taponamientos por basura que se arroja al drenaje, además subrayó que en la CDMX hay 90 puntos sensibles de inundaciones en los cuales hay que tener mayor cuidado en caso de lluvias torrenciales.

Recomendó que las familias capitalinas deben tener su plan familiar de protección civil a la mano ya que les ayudará a salvar vidas y bienes materiales.

Confío en que el Túnel Emisor Oriente se concluya a tiempo, como está planeado, ya que  ayudará a mitigar la salida de agua de la ciudad en épocas de lluvias, se prevé que sea hasta 2018 cuando concluyan los trabajos de esta magna obra.

Explicó que este Túnel de la Ciudad de México, permitirá desaguar con una infraestructura de avanzada, entre 55 y 150 metros de profundidad y un diámetro de siete metros,  150 metros cúbicos de agua residual por segundo lo que representa un alivio y prevención de inundaciones mayores.