La gran exponente de la danza española Pilar Rioja, recibirá merecidamente hoy...

La gran exponente de la danza española Pilar Rioja, recibirá merecidamente hoy la Medalla Bellas Artes

0 73
Por su destacada trayectoria artística y aportaciones a la danza española y flamenca, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) otorgará la Medalla Bellas Artes a la destacada bailarina, maestra y coreógrafa Pilar Rioja, quien con su trabajo y estilo polifacético ha puesto en alto el nombre de México en el mundo.
La ceremonia se llevará a cabo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes hoy lunes 27 de noviembre a las 19:00 horas.
”Me siento muy honrada de que se me otorgue esta medalla tan importante porque es un premio para mi danza, y que sea en Bellas Artes lo hace especial, porque es donde yo bailé muchas veces con las óperas, las orquestas sinfónicas y los recitales. Para mí es muy emocionante obtener este reconocimiento; es una muestra de cariño y  un estímulo para seguir adelante”, comentó la connotada intérprete.
Hija de españoles, María del Pilar Rioja del Olmo nació en Torreón, Coahuila el 13 de septiembre de 1932. Realizó sus primeros estudios en dicha ciudad, donde apenas con seis años de edad ganó un premio por bailar la jota acompañada de su padre. En 1950 se trasladó a la Ciudad de México donde inició su aprendizaje con el maestro Óscar Tarriba, quien le aconsejó dedicarse profesionalmente a la danza. En esa década viajó a España y perfeccionó sus modalidades flamencas con Juan Sánchez El Estampío.
En este momento y en toda mi vida, la danza ha sido lo más importante, dijo Rioja. “Es como mi Dios, mi religión, el por qué de mi vivir, el como me puedo expresar con las demás personas, es donde me siento segura, es mi modo de vida y si me quitan la danza me quitan la respiración y la vida”, afirmó emocionada.
Estudió con José Domingo Samperio, en 1960, y se adentró en los variados tipos de música barroca española e italiana, además de realizar coreografías que partían de la escuela bolera del siglo XVIII.
En 1968 contrajo matrimonio con el poeta español Luis Rius, y continuó presentándose en el Teatro de la Zarzuela en Madrid, además de estudiar flamenco con Regla Ortega y folclor con Juanjo Linares.
En 1970 Pilar Rioja conoció al maestro Manolo Vargas, quien se volvió su gran amigo y consejero. Después del fallecimiento de su esposo en 1984, ella continuó con su vida profesional, concentrándose en su arte y pasión, inspirada en la danza clásica española que llevó a diversas partes del mundo.
“Desde niña me gustó moverme. Aprendí danza mexicana moderna y ballet; bailé de todo y lo encaucé a la danza española, que me gustó porque tiene muchas variantes para poder expresarte”, aseveró.
Después la estilicé y ya no era solo danza ortodoxa sino que desarrollé un estilo donde combiné la parte dulce del mexicano y la parte fuerte de la danza española”
Finalmente señaló: “Uno de mis grandes maestros fue Tarriba, quien nunca fue a España nunca fue a España pero sabía enseñar muy bien, él me dio confianza en mi carrera y mucho ímpetu para seguir, luego estudié con muchos otros maestros”.