Cae “El Tortillero” líder de célula de “Los Beltrán Leyva” en Querétaro

Cae “El Tortillero” líder de célula de “Los Beltrán Leyva” en Querétaro

0 258

José Ángel Somera

Duro golpe asestó la Procuraduría General de la República (PGR) al sistema operativo del cártel del Pacífico Sur o de Los Beltrán Leyva, al detener en Querétaro a Samuel Lizárraga Ontiveros (a) “El Tortillero” líder de la célula “Los Mazatlecos”, considerado uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal.

En conferencia de medios, Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales y encargado del despacho de la PGR, indicó que elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), lograron ubicar y detener a Samuel Lizárraga, el domingo pasado en la capital queretana, sin uso de violencia ni afectación a terceros.

Mencionó que Lizárraga Ontiveros tiene orden de aprehensión en su contra liberada por el juzgado IV Especializado en Procesos Penales Federales en el municipio de Toluca, Estado de México, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de delincuencia organizada, así como tres órdenes de aprehensión vigentes del fuero común, por los delitos de secuestro y homicidio, dos de ellas emitidas por la autoridad judicial del estado de Chihuahua y una tercera por Sinaloa.

Comentó que al “Tortillero” se le relaciona con el grupo delictivo de los hermanos Beltrán Leyva, con presencia en Sinaloa y otras entidades como Morelos, Guerrero, Estado de México y la Ciudad de México, además de ser identificado como uno de los probables responsables del trasiego de estupefacientes desde Baja California, hacia los Estados Unidos de América.

Indicó que Samuel Lizárraga de 34 años de edad, es originario de Sinaloa, se le considera uno de los principales generadores de violencia en el sur de la entidad de la cual es originario, además de caracterizarse por el alto grado de violencia  ejercido contra sus víctimas, en especial integrantes del cártel que lideran los hijos de Joaquín Guzmán Loera (a) “El Chapo” preso en un penal de Nueva York, también operaba en Manzanillo, Colima,  Puerto Lázaro Cárdenas, Michoacán, y Mexicali, Baja California.

Este sujeto quedó a disposición  del agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), a fin de determinar su situación jurídica, es decir se le consigna a un penal de Máxima Seguridad, o se solicita una orden de arraigo por 40 días para seguir las indagatorias en su contra.