Controlan riña al interior del penal de Chiconautla, hay dos lesionados

Controlan riña al interior del penal de Chiconautla, hay dos lesionados

0 88

José Ángel Somera

Ecatepec, Edomex.- Intensa movilización de los cuerpos policiacos del Estado de México se registró ayer tras la riña entre internos que se registró en el Centro de Readaptación Social (Cereso) “Sergio García Ramírez” en Chiconautla, que dejó un saldo de dos personas lesionadas, un recluso y un custodio.

Las autoridades mexiquenses dieron a conocer que los hechos se registraron alrededor de las 07:45 horas, un grupo de nueves internos relacionados con el preso Luis “N”, fueron traslados a otros penales, este grupo de internos presuntamente servían como equipo de seguridad de Luis, situación que pretendió ser aprovechada por otros internos para tratar de agredir a este individuo.

Mencionó que durante la pelea en donde salieron a relucir objetos contundentes, personal de seguridad acudió rápidamente a controlar la situación, para evitar mayores problemas las autoridades penitenciarias solicitaron el apoyo de la Comisión Estatal de Seguridad.

Minutos después un contingente de 300 elementos de la policía estatal ingreso a las instalaciones del Cereso para recuperar el control del penal de Chiconautla, como resultado de la riña se tiene un interno y un custodio heridos. Mientras que, el traslado de internos a otros penales se realiza para garantizar la seguridad de los centros de reclusión.

En tanto, a las afueras de las instalaciones del penal, familiares de los reclusos solicitaron información acerca de sus familiares, ya que desde el exterior se pudo observar durante varios minutos una columna de humo.

Cabe señalar que el interno Luis Alberto González Nieto (a) “El Tatos” mantenía el control en el penal Neza Bordo, donde de acuerdo a reclusos de ese penal, sometía con torturas, quemaduras, golpizas y extorsiones a la población carcelaria con la tolerancia de las autoridades.

Familiares de internos revelaron que “El Tatos” estaba a cargo de las tiendas y las drogas en el penal, “las autoridades conocen que hay una mafia adentro de la cárcel y que hay que pagar protección para que no los golpeen. Existe mucha corrupción en el penal, por lo que para poder ver a sus familiares ello representa un gasto de entre 500 y 800 pesos a la semana”.

Otros testimonios refieren que los vendedores de El Tatos tenían que entregarle una cuota semanal de alrededor de 15 mil pesos.

Se sospecha que la red de violencia de El Tatos se ha difundido al menos a otros tres penales del Estado de México: Chiconautla, Otumba y Almoloya de Juárez.

En el penal del Bordo de Xochiaca hasta el pasado 20 de septiembre operaba Luis Alberto González, cuyo grupo fue evidenciado por medio de videos golpeando, quemando y organizando peleas ante los custodios, pero la gente asegura que no ha sido el único.