Marchan en Madrid contra independencia de Cataluña

Marchan en Madrid contra independencia de Cataluña

0 87

Centenares de personas salieron este domingo a las calles de esta capital en defensa de la unidad de España y en contra de la independencia de Cataluña, así como para reclamar la detención del destituido presidente de la disuelta Generalitat catalana, Carles Puigdemont.

Convocados por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), los manifestantes ataviados con banderas españolas y reunidos en la Plaza Colón gritaban consignas como “Viva España” y “Puigdemont a prisión”.

Los oradores llamaron a mantener la movilización contra el independentismo y demandaron firmeza al presidente del gobierno español Mariano Rajoy al momento de aplicar el artículo 155 de la Constitución, mediante el cual se disolvió la Generalitat y el parlamento catalanes.

Rajoy designó a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría a cargo del gobierno de Cataluña y tomó medidas para controlar a la policía local, mientras que Puigdemont desconoció la validez de su destitución y llamó a mantener una “oposición democrática” contra la aplicación del artículo 155.

Uno de los oradores, el presidente del partido político VOX España, Santiago Abascal, consideró que la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones anticipadas no es suficiente para solucionar la crisis institucional en Cataluña.

Aseveró que no aceptará ninguna solución que no pase por la detención del destituido presidente de la Generalitat y del resto de integrantes de su gobierno.

A la manifestación asistieron destacados dirigentes del Partido Popular como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, o el vicesecretario de comunicación de la formación, Pablo Casado.

El viernes pasado, el Parlamento catalán declaró de manera unilateral la independencia de Cataluña, por lo que el gobierno español aplicó el artículo 155 de la Constitución, la destitución de Puigdemont, la destitución del Legislativo catalán y convocó a elecciones el 21 de diciembre próximo. “Si lo que quieren es romper con el resto de España, con nosotros no podrán contar. Si quieren acordar, sí”, dijo Miquel Iceta, líder del PSC, durante la marcha.

El conflicto separatista, la mayor crisis institucional en los 40 años de la democracia española junto al intento de golpe de Estado de 1981, alcanzó el viernes un nuevo punto álgido con la declaración de independencia y, pocas horas después, la aplicación de una serie de medidas de intervención en la región por parte del gobierno central.

El Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy decretó la destitución del Gobierno catalán por completo, la disolución del Parlamento regional y la convocatoria a elecciones en Cataluña para el 21 de diciembre.

Entre llamados a la convivencia y la reconciliación en un conflicto que ha polarizado a la sociedad catalana, los manifestantes portaban banderas de catalanas, de España, de la Unión Europea y de otras regiones españolas.

“Yo soy más catalán que (Carles) Puigdemont”, dijo en catalán Francisco Sarriá y Solé, un empresario de 65 años, en referencia al destituido presidente de la región. “Están llevando a Cataluña a la ruina y enfrentando a una mitad de los catalanes contra la otra”, añadió.

Las últimas elecciones en la región, así como encuestas más recientes, muestran una división a partes casi iguales en Cataluña entre independentistas y españolistas.