Elizabeth Loaiza muestra generosamente todos sus encantos en la revista del Conejito

Elizabeth Loaiza muestra generosamente todos sus encantos en la revista del Conejito

0 141

Este mes de octubre, Playboy México celebra su 15 aniversario y como madrina eligieron en portada a Elizabeth Loaiza, una de las mujeres más bellas de Latinoamérica, quien fue Miss Mundo Colombia en 2006 y ahora es modelo e imagen de marcas de moda de prestigio. Su belleza no sólo es física, Elizabeth fue reconocida por su loable labor con diversas fundaciones y apoyar a los más vulnerables, tanto de su país, como de otros, incluyendo México.

Para regocijo de sus múltiples admiradores, ofrecemos parte de la entrevista que aparece en dicha publicación.

Si de poseer un cuerpo perfecto se trata, Elizabeth Loaiza pudiera ser el referente inmediato. Pero no es su única ni principal credencial. Esta mujer enfrenta los retos que la vida le coloca enfrente con inteligencia, dedicación y disciplina. Se confiesa una adicta a la adrenalina, una madre de tiempo completo y una bomba de sensualidad a la que, quizás, alguna vez podríamos escuchar cantar.

¿Qué es lo que más te gusta de México?

Varias cosas. La caballerosidad de los hombres y hasta la excelente atención en los restaurantes. La gente mexicana en general es muy amable.

¿Qué es lo que te gustaría que nosotros los mexicanos conociéramos de tu país?

De repente las telenovelas se han encargado de promover una imagen de nosotros, parece que quieren que el resto del mundo crean que somos drogas y prostitución. Pero lo que hay en Colombia es gente trabajadora, muy linda, y hay hombres increíbles. Tenemos dos mares maravillosos y el 25 % de la flora y fauna a nivel mundial. ¡Eso es lo que me gustaría que supieran!

¿Cómo fue la primera vez que viste una Playboy?

Tengo que confesar que la primera  vez que tuve una revista Playboy en las manos fue cuando hice las fotos, pero claro, la marca la conocía por lo famosa que es.

¿Qué piensa tu familia y tus amigos de que te desnudes para nosotros?

Siempre me han apoyado, porque saben que el modelaje no es un hobby para mí. Es mi carrera y mi pasión. Cuando era chiquita, mi mamá se reía cuando decía “me tengo que ir a trabajar”, ¡pero el modelaje me da plata!

¿La belleza llega a ser incómoda?

Sí, en ciertas ocasiones. A veces hay envidias, te miran de arriba a abajo. Pero he aprendido a suavizar a las personas. Eso en cuanto a las mujeres, pero los hombres son muy mirones. También es muy incómodo porque a veces ellos están con sus mujeres. Luego hay amigos que me dicen, ¡tápate que vas a hacer que se peleen las parejas! Pero, ¿yo qué?

¿Te ha sucedido que un hombre piense que eres inalcanzable por ser inteligente e independiente?

¡Cantidad de veces! Hay muchos hombres que —por su cultura—piensan que son ellos los que tienen que tener la plata. Crecimos en una cultura latina en la que el hombre trabaja y las mujeres están en la casa, por eso cuando una mujer es exitosa y se ha realizado como persona, es difícil que un hombre las voltee a mirar. Sienten que no nos pueden manipular ni mandar como se les antoje. Pero a ver, las mujeres que ya nos realizamos no estamos esperando a un hombre que nos mantenga, sino a uno con quien ver una película el domingo o nos regale un chocolate. Hombres: el cariño no se compra con dinero.

Apareciste en un videoclip de John Paul Ospina, ¿te llama la atención hacer música?

Fue un proyecto entre amigos. Me llamó mi fotógrafo de toda la vida y me preguntó si quería estar en el video. Fue súper chévere, ni siquiera lo sentí como trabajo. No me queda mucho tiempo para pensar en hacer música, porque trabajo mucho en el modelaje. Puede que más adelante, una cantadita de reggaetón, ahora lo que quisiera hacer es familia.

¿Cómo te sientes cuando estás desnuda?

¡Me siento muy libre, como cuando Dios me trajo al mundo! Los seres humanos deberíamos andar siempre sin ropa a ver si así unos dejan de valorar a los otros por lo que tienen, y mejor aprenden a querer a los demás por lo que son.