Plantean elaboración de plan para revitalizar la Ciudad de México

Plantean elaboración de plan para revitalizar la Ciudad de México

0 117

Leobardo Reyes

La Facultad de Arquitectura de la UNAM, el despacho Atelier Urbanitas, así como las legisladoras locales Dunia Ludlow Deloya y Margarita Martínez Fisher, propusieron la elaboración de un Plan de Revitalización Urbana para la Ciudad de México que diagnostique qué tan seguro es vivir en las zonas afectadas por el sismo del 19 de septiembre y que arroje nuevas reglas de construcción para futuras edificaciones.

En el marco de una reunión con vecinos de la Roma, Condesa y Del Valle, se presentó el documento técnico para la elaboración del “Plan”, que realizaría la Facultad de Arquitectura a través de su Unidad de Posgrado y de sus Especializaciones en Gerencia de Proyectos, Valuación Inmobiliaria y Vivienda, en colaboración con Atelier Urbanitas S.C.

En ese sentido, Ludlow explicó que “ese proceso de reconstrucción y revitalización tiene que partir de estudios y propuestas que hagan los técnicos y los especialistas. Ya no puede ser que los temas de desarrollo urbano estén completamente politizados y que las decisiones se tomen en función de la corrupción”.

Adelantó que durante la sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa, presentará un punto de acuerdo para que el recurso público que se utiliza en los informes de actividades legislativas de los diputados se destine a la ejecución del estudio respectivo. De aprobarse, se contaría con 6.6 millones de pesos para la ejecución del plan, pues cada diputado recibirá 100 mil pesos para llevar a cabo su informe”.

Apuntó, “queremos que ese dinero se vaya a la realización de un diagnóstico que derive en un plan estratégico de revitalización de nuestra ciudad, para que los legisladores, el Gobierno y la sociedad civil tomemos decisiones mucho más acertadas”.

Mientras que el director de Atelier Urbanitas, Gerardo Sigg, explicó que el Plan Estratégico tiene por objetivo establecer los criterios y normas en materia de mitigación del riesgo y vulnerabilidad urbanas para brindar certeza a sus habitantes y visitantes, pero al mismo tiempo, definir una estrategia de reconstrucción, reestructuración y renovación de la vivienda, que derive en una visión más sustentable y resiliente del territorio.

Agregó, “queremos implementar un nuevo modelo de gestión, planeación de los aspectos urbanos, constructivos, de la ciudad. ¿Qué necesitamos hacer? Revisar con mucha precisión, detalle y una base científica y técnica los instrumentos que regulan las actividades dentro de la Ciudad, los administrativos, los fiscales, los normativos, etcétera”.

En tanto, el responsable académico de la especialización en Gerencia de Proyectos de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Juan Manuel Romo Blanco, reiteró que es necesario conocer cuál es la capacidad del subsuelo de la capital para establecer que se puede edificar y que no.

Destacó, “esta Ciudad necesita acciones, pero no las podemos dejar a la discrecionalidad, las acciones que se pueden evaluar son aquellas que se pueden medir y se pueden cuantificar, si no podemos medir y no podemos cuantificar, va a ser discrecional la decisión que tomemos. En el caso de la influenza los médicos tuvieron una gran importancia en su actuación, hoy en día, somos los técnicos, los arquitectos, los ingenieros los que somos responsables de este momento, somos los encargados nos guste o no de la planeación urbana y del diseño”.