Indaga PGR agresiones a personal de la Sedena en Tepalcatepec

Indaga PGR agresiones a personal de la Sedena en Tepalcatepec

0 173

José Ángel Somera

La delegación de la PGR en Michoacán inició la carpeta de investigación FED/MICH/APAT/0001664/2017 por las agresiones a pedradas y palos, que sufrió personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el martes pasado, por habitantes de Tepalcatepec.

La dependencia a cargo de Raúl Cervantes Andrade analiza la posibilidad de que otra área de la institución debido a la presunta existencia de una grabación en la aparecen líderes y sicarios de una organización criminal que opera en la zona, en una bodega.

La Sedena dio a conocer que a las 10:00 horas de ese día, al reforzar las operaciones militares en la población de Tepalcatepec, elementos del Ejército Mexicano al atender una denuncia anónima obtuvieron información que a inmediaciones de una bodega se encontraban dos camiones tortón con droga, así como personas armadas en vehículos blindados.

Mencionó que al atender la denuncia se revisaron los vehículos tortón, irrumpiendo aproximadamente 200 personas agrediendo a los soldados con palos y piedras, siendo rodeados para impedir la detención de ocho presuntos delincuentes.

Detalló que al verse rodeados los militares, el comandante de la fuerza ordenó retirarse, a fin de evitar un enfrentamiento o que personas ajenas a los hechos se vieran afectadas. Por lo anterior, la autoridad militar procederá a hacer la denuncia de hechos ante la autoridad judicial correspondiente.

Posteriormente vía su cuenta de twiter el exlíder de las autodefensas José Manuel Mireles difundió un video en donde convocó a integrantes en activo y pasivos, a que llevarán las armas que tuvieran a esa población para defender a las habitantes de esa comunidad ante un supuesto sitio de parte de las fuerzas militares.

Trascendió que posteriormente salió a relucir una llamada telefónica en la que un hombre y mujer, que al parecer fueron detenidos durante el dispositivo del Ejército mexicano, que posteriormente fueron liberados, en la cual él mencionaba que los soldados habían “reventado” una bodega en la que se encontraban los patrones con 15 gatilleros armados a bordo de siete camionetas blindadas.