Abusos de autoridad y nepotismo, en el Registro Público de la Propiedad

Abusos de autoridad y nepotismo, en el Registro Público de la Propiedad

0 4464

Difícil situación se le presenta a Manuel Granados Covarrubias, Consejero Jurídico y de Servicios Legales de la Ciudad de México, quien a últimas fechas ha estado en el ojo del huracán, pues el espinoso tema de la línea 7 del metrobús lo dejó mal parado por todos los problemas legales que se deben sortear demostrando que no hay intereses extra oficiales de su parte, y esto habrá que sumarle ahora, las acusaciones que se están haciendo entre los empleados y algunos usuarios del Registro Público de la Propiedad y el Comercio de esta ciudad, quienes lo señalan por solapar la corrupción, nepotismo y abuso de autoridad que cometen a diario la directora del RPP, Griselda Martínez Vázquez; Marisol Sánchez Anguiano, Directora de Inmuebles Públicos y Registro de Programas, además del Director de Acervos Registrales y Certificados, Irving Noé Tafoya Cruz.

Los tres directores tienen sobre ellos las acusaciones de estar actuando en contra de los lineamientos que deben seguir como funcionarios públicos que son.

Para comenzar, Griselda, directora del Registro Público de la Propiedad, es dueña de 3 departamentos, de los cuales, dos, fueron obtenidos con créditos del Instituto Nacional de Vivienda (Invi), además de dos camionetas.

Marisol Sánchez, tiene 2 departamentos, ambos con créditos del Invi.

E Irving Noé, tiene dos departamentos a nombre de familiares, con créditos del Invi.

Lo descrito anteriormente no tendría problema alguno si ellos no fueran funcionarios del Registro Público de la Propiedad, con trabajos previos en el Invi, así como la acusación en su contra de pertenecer a una red de corrupción institucional, aprovechando sus puestos para beneficio personal, aunado a las “palancas” del esposo de Marisol Sánchez Anguiano, quien labora en la notaría 230, casualmente donde se escrituran varios de los edificios del Invi.

Los afectados hacen un llamado de atención al Consejero Jurídico y de Servicios Legales de la Ciudad de México, Manuel Granados, para que investigue a estos funcionarios y deje en claro su postura de estar en contra de la corrupción, pero sobre todo que lo demuestre, ya que a todas luces estos funcionarios actúan en medio de la corrupción pues de acuerdo con los lineamientos para hacerse acreedor a un crédito del Instituto Nacional de Vivienda, ellos tres no cumplen ninguno y sin embargo están obteniendo viviendas que a muchos otros les hacen falta.

Requisitos del Invi

De conformidad con lo dispuesto en el apartado 4.6.1 de las Reglas de Operación y Políticas de Administración Crediticia y Financiera del INVI, son sujetos de crédito y de las ayudas de beneficio social:

Las personas físicas que cumplan con las características siguientes:

1.- Ser habitante del Distrito Federal en los términos de la legislación civil aplicable.

2.- Ser persona física mayor de 18 años de edad.

3.- No ser propietario de vivienda en el Distrito Federal, con excepción del Programa de Mejoramiento de Vivienda.

4.- Tener un ingreso hasta de 5 veces salario mínimo diario. Esta característica se refiere al solicitante individual. El ingreso familiar máximo no deberá rebasar las 8 veces salario mínimo diario, lo mismo si aspira a créditos del Programa de Vivienda en Conjunto, Rescate de 5.- Cartera o Mejoramiento de Vivienda. Cuando sólo exista un ingreso éste se considerará familiar.

6.- Tener una edad máxima de 64 años. En caso de rebasar ese límite de edad, se deberá recurrir a la figura de deudor solidario.

Los beneficiarios que sean derechohabientes de algún organismo de seguridad social, y que trabajen en el Distrito Federal podrán ser beneficiarios del crédito Invi mediante esquemas de cofinanciamiento u otra figura en que concurra en el Invi con el organismo del cual sean derechohabientes. En estos casos serán requisitos ineludibles los siguientes:

1.- No ser propietarios de vivienda en el Distrito Federal, con excepción del Programa de Mejoramiento de Vivienda.

2.- Tener un monto máximo de ingresos hasta 8 salarios mínimos familiar.

Serán sujetos prioritarios de crédito las personas que estén en los siguientes supuestos:

Madres o padres solteros con dependientes económicos;

Jefas de familia con dependientes económicos;

Adultos mayores;

Indígenas;

Personas con discapacidad;

Habitantes de vivienda en alto riesgo.

Adicionalmente, el otorgamiento de créditos y ayudas de beneficio social de casos específicos se regirá por los siguientes criterios:

Cuando el solicitante sea ocupante original del inmueble y rebase el límite de edad estipulado en estas Reglas, podría recurrir a la figura de deudor solidario que se responsabilizará del crédito.

El deudor solidario es la persona física que cuenta con los recursos económicos suficientes para absorberse solidariamente con el acreditado las obligaciones de pago del crédito.

En el caso de que el ocupante original no tenga capacidad de pago y no cuente con deudor solidario, el INVI podrá financiar la edificación de la vivienda con cargo al Fondo de Ayuda Social y se le asignará en usufructo mientras lo requiera (en tanto se mantengan las condiciones que dieron origen a este apoyo). La vivienda formará parte del Fondo de Ayuda Social.

Los ocupantes originales o copropietarios del inmueble donde se desarrollarán programas de Vivienda en Conjunto con ingreso conyugal mayor de 8 veces salario mínimo, serán sujetos de crédito, pero no recibirán ayudas de beneficio social.

Cuando la persona física solicite un crédito, la autorización de éste estará sujeta a la evaluación de sus antecedentes en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales de créditos otorgados con anterioridad. Por ningún motivo se otorgará un nuevo crédito a personas físicas con antecedentes de crédito negativos o de morosidad mayor a tres mensualidades, en el INVI, en el Fideicomiso de Recuperación Crediticia del Distrito Federal o en el Subsector Vivienda.

Inconsistencias

Como se puede ver, ninguna de estos tres directores, Griselda Martínez Vázquez, directora general del Registro Público de la Propiedad y de Comercio, Marisol Sánchez Anguiano e Irving Noé Tafoya Cruz, cumplen con estos requisitos y mucho menos que no se puede contar con dos créditos del Invi ya que esta institución fue creada con la finalidad de proporcionar vivienda de interés social a los más necesitados, lo cual en el caso de ellos no aplica.

Griselda Martínez Vázquez, directora del Registro Público de la Propiedad y el Comercio

 

En la administración pública se ha desempeñado como: Analista Especializado en el Instituto de Vivienda de Distrito Federal (INVI); Líder de Coordinador de Proyectos “B” en el Instituto de Vivienda de Distrito Federal (INVI); Subdirectora de Aprovechamiento Inmobiliario en la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario; Directora de Administración Inmobiliaria en la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario; Asesora Jurídica en la Dirección General de Servicios Legales.

Marisol Sánchez Anguiano, Directora de Inmuebles Públicos y Registro de Programas.

Se ha desempeñado como Coordinadora de Programas en el Instituto de Vivienda del Distrito Federal; Jefa de Departamento de Contratos y Convenios, en la Secretaría de Economía; Subdirectora de Aprovechamiento Inmobiliario, Revocación y Caducidad, en la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario adscrito a la Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal; y en la Dirección General de Servicios Legales, en la Consejería Jurídica y de Servicios Legales.

Irving Noé Tafoya Cruz, Director de Acervos Registrales y Certificados

En el año 2011 prestó sus servicios como Abogado Analista en la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario de la Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal, llevando a cabo gestiones y trámites ante diversas dependencias y autoridades del Distrito Federal, así como la atención, seguimiento y desahogo de solicitudes de particulares, relacionadas con trámites inmobiliarios en los que participa el Gobierno del Distrito Federal.

Del año 2012 al 2014 desempeñó el puesto de Enlace “B” en la misma Dirección General de Patrimonio Inmobiliario de la Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal, teniendo a cargo la revisión de escrituras públicas y elaboración de contratos referentes a adquisiciones, enajenaciones, permutas y arrendamientos de inmuebles celebrados por el Distrito Federal, así como la presentación de asuntos ante el Comité de Patrimonio Inmobiliario del Distrito Federal.

Desde junio de 2014 y hasta febrero de 2015 ocupó el cargo de Jefe de Unidad Departamental de Proceso Registral Inmobiliario “C, en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio del Distrito Federal.

A partir del mes de febrero de 2015 se desempeñó como Subdirector de Certificados en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio del Distrito Federal, recibiendo una promoción como Director de Acervos Registrales y Certificados a partir del mes de mayo del año en curso.

De tal forma que los trabajadores seguirán denunciando abusos y tranzas, además de malos tratos por parte de las directoras.